20/07/2017 - 18:33
El príncipe Nucano, convertido en gobernador de la gente de Donají,  dedicó el resto de sus días a velar por el pueblo de su amada hasta su muerte, cuando finalmente fue enterrado en la iglesia de Cuilapan de Guerrero, donde también había sido sepultada Donají.
Suscribirse a Donaji